Colocar toldos y persianas en Granada es algo necesario, ya que sea invierno o verano siempre habrá un motivo para necesitar graduar la luz que entra por la ventana. En verano porque necesitamos reducir la intensidad del sol y crear una estancia más agradable, y en invierno porque las persianas facilitan que no entre aire o viento y reducen el impacto de la lluvia en los cristales.

Si vas a poner toldos y persianas en Granada, es importante que sepas los tipos de persianas que existen y qué ventajas te ofrece cada tipo en función de tus necesidades y preferencias:

- Persianas horizontales. Estas persianas también se llaman venecianas y son las más usadas en la mayoría de los hogares españoles. Son persianas que ofrecen muchas ventajas, ya que sus láminas rotatorias facilitan orientar la intensidad de la luz y del calor que entran por la ventana. Además, las fabrican en muchos materiales diferentes dependiendo de la zona donde se instalan y del objetivo buscado.

- Persianas verticales. Son menos usadas en hogares y más adecuadas para oficinas porque dan un toque muy sofisticado a cualquier ambiente y dejan pasar una mayor cantidad de luz según la orientación.

- Persianas enrollables. Son persianas de gran densidad y son muy apropiadas para espacios grandes y ventanas de gran tamaño. Su gran ventaja es que cuando se cierran dejan la estancia en una total intimidad y eliminan mejor los rayos directos del sol, y cuando están totalmente subidas dan una sensación de amplitud y limpieza porque se pliegan mucho.

Estas son las más comunes y habituales en hogares y oficinas, aunque hay otras modalidades, como son las plisadas, que suelen ser de tela, o las de papel japonés. En cualquier caso, si vas a poner persianas, en Persianas Nevada podemos ofrecerte asesoramiento especializado según la estancia y según tus necesidades.